domingo, 3 de julio de 2011

Eres única en tu clase

Hace poco, algunos años, crucé un túnel siguiendo una luz, y éso me llevó a la vida. Quien diga que la luz al final del túnel es la muerte, no ha mirado en tus ojos. 
Eres única en tu clase, 2º B de educación primaria.
Quiero aprender a escribir la A con la M con la O con la R a tu lado, y sumar 1+1=1 por primera vez, contigo. Soportar toda la Historia que nos ha traído hasta aquí, aunque sea menos interesante que la nuestra. Descubrir el ateísmo a través de la religión. Que cuando me caiga del larguero de la portería y me abra la cabeza, me cojas de la mano hasta que llegue la ambulancia. Que no te den asco los puntos cuando vuelva.
Siéntate a mi lado en el autobús de excursión al Escorial, y gana a todos mis amigos en el concurso de eructos a la vuelta. Sé la única a la que el más guapo de la clase no le parece el más guapo. Odia a los rubios y hazme prometer que nunca seré rubio. Perdóname cuando me pegue con el chico más guapo de la clase, porque como eres la más guapa va detrás de ti y me pongo celoso; realmente todo comenzó cuando me dijo que los Reyes Magos y el Ratoncito Pérez y Papá Noel son los padres, y no quise creerle. Me da igual que él me reviente que los Reyes Magos no existen, pero lo de la cigüeña que viene de París, POR FAVOR, desmiéntemelo tú cuando llegue el momento.
Y cuando llegues tarde al comedor y no quede postre, te estarán esperando mis natillas. Déjame cartas perfumadas en la cajonera por San Valentín, y deja que te invite a una Pantera Rosa a la salida. Sé mi primera sonrisa cada día al cruzar el umbral de la clase; yo esperaré contigo cuando cierre la puerta del colegio a las seis y tus padres no hayan venido a buscarte todavía. Y correré a tu lado en el recreo bajo la lluvia mientras Triniteitor nos amenaza desde el patio cubierto con neumonía y palabras similares.
Y me apuntaré contigo a clases extraescolares como ballet, porque te parezco ridículamente mono en un tutú haciendo pliés, porque me encanta cada segundo que paso contigo aunque ni piense en ello. Y a nuestros padres les encantará vernos juntos, se convertirán en mejores amigos, y nosotros haremos como que no nos importa, pero oh! qué genial, porque al llegar el verano decidirán veranear juntos, y no nos tendremos que separar más que en algún puente, Navidad y Semana Santa, y eso mola.
Enséñame a bailar, *pero no me digas que tú tampoco sabes*. Deja que sean otros los que me enseñen a llorar, si es posible. Si vas a enseñarme a llorar, espera a que yo te lo pida. Porque eres única en tu clase, 2º B, y para que todo ésto pase, aún he de encontrar la forma de escapar de este maldito aula de 2º A.

@Nacho Aldeguer


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Residuo de pensamiento